Los gestaltistas acompañan y enseñan a observar al paciente tanto en forma individual como en un contexto grupal. Trabajan tanto en ámbitos educativos, penitenciarios y artísticos y de creatividad como en formación, supervisión y empresas.

La Formación Gestalt es un aprendizaje académico vivencial. Un sentido experiencial de vivir. El terapeuta es el tema fundamental de la Supervisión gestáltica, revisar con otra mirada la visión del profesional.

En todos los ámbitos profesionales, la Gestalt irrumpe con recursos para un mejor desempeño. Convoca a transitar la vida en forma presente e insta cortésmente a reconocerse autores del proceso.