SANTIAGO DE COMPOSTELA, SEDE DE LAS XXXIII JORNADAS NACIONALES DE LA AETG (DEL 30 DE ABRIL AL 3 DE MAYO DE 2020) PULSANDO SOBRE LA IMAGEN ACCEDERÁS A LA WEB DE LAS JORNADAS.

Terapia Individual

La terapia gestalt se encuadra dentro de las terapias humanistas, y participa por tanto de todos los principios de las mismas. Esta llamada "tercera vía de la Psicología" hace especial hincapié en el desarrollo del potencial del ser humano y pone el acento en reforzar las cualidades positivas de la persona. Encontramos dentro de este enfoque los abordajes que surgen de la tradición fenomenológica-existencial europea y las que provienen del movimiento norteamericano de la Psicología humanista (Rogers, Maslow, Laing,...)

Mucho hay de novedoso en la terapia gestalt y su abordaje. A saber:

  1. El concepto de "paciente", que deja de ser considerado como un "enfermo incurable".
  2. El terapeuta como la persona que enseña a aprender y acompaña en el proceso de autodescubrimiento, considerándose a sí mismo como instrumento.
  3. El proceso terapéutico como experiencia de contacto esencialmente fenomenológico-existencial.

El primer punto, el paciente no viene a terapia a ser interpretado o a modificar su conducta mediante una serie de items a realizar sino que viene a "confrontar su neurosis", a darse cuenta de lo que hace y como lo hace, por eso ha de ser esencialmente activo y responsable. Va a aprender a descubrir y lograr sus objetivos y satisfacer sus necesidades a través de sus propios esfuerzos. La persona es tratada como una totalidad. En cuanto al segundo punto, un terapeuta gestáltico no interpreta ni condiciona, sino que acompaña. Es activo, atiende a la conducta y no a los mentalismos, al darse cuenta y no a especulaciones, al aquí y ahora en lugar del allá y entonces. Sus devoluciones entrañan un mínimo de equilibrio entre el apoyo y la frustración. Apoya lo sano y frustra las conductas neuróticas. Evita decirle al paciente lo que ha descubierto acerca de él, le enseña a observarse y a experimentar sus conductas prestando conciencia a las mismas, en lugar de decirle lo que ve. Como decía Pieget: Cada vez que le damos al niño una respuesta le quitamos la posibilidad de encontrar las suyas y de descubrir sus propios recursos. Y en cuanto a la tercera, el terapeuta trata de establecer una relación horizontal con el paciente, ambos trabajan juntos, aunque el foco está en el paciente porque esa es su tarea.

En lo que se refiere al proceso terapéutico, este nunca es un proceso terminado como tampoco lo es el ser humano, sino que la persona junto con el terapeuta aprende a desarrollar el darse cuenta que necesita para solucionar sus problemas de intercambio con el ambiente, que le permiten vivir una vida acorde a sus capacidades y necesidades. El criterio de éxito terapéutico no es la aceptación social, ni la cantidad de relaciones interpersonales, sino el aumento de su capacidad de darse cuenta y de un funcionamiento más eficiente. El foco del proceso terapéutico gira en torno a lo que el paciente hace, como lo hace y para que lo hace, solo así podrá producir cambios en su vida. Que sienta piense y actúe de una forma integrada y lo más armónicamente posible. Por último, el objetivo de la terapia es que la persona logre la mayor integración posible para su desarrollo. En palabras de Perls sería que la persona alcance la madurez y consiga pasar del apoyo ambiental al autoapoyo.

Ángeles Martín

Asociados

Para ver las noticias específicas para asociados debes identificarte en la página

Noticias

Jaume Cardona Costa nos envia el libro que ha escrito y editado recientemente sobre sueños "Los sueños en Psicoterapia Gestalt... y más allá".

La Junta Directiva en nombre de la AETG, expresamos nuestro sentir por el fallecimiento del doctor Claudio Naranjo, uno de los grandes maestros de la Psicoterapia Gestalt, reconocido a nivel intern

En el siguiente enlace La conferencia inaugural de Albert Rams puedes ver la ponencia inaugural de las Jornadas de 2018 en Huelva